El 2 de febrero de cada año se celebra el Día Mundial de los Humedales. Este día es una buena oportunidad para informarse y conocer un poco más acerca de los humedales, ecosistemas fundamentales para el ambiente y las personas. 

Gran parte del daño que sufren los humedales es consecuencia de la ignorancia. Por eso es tan importante conocer y visitar los humedales. Proteger lo que no se conoce es imposible, porque como dicen: solo se protege lo que se ama y solo se ama lo que se conoce. Y el turismo sustentable en este sentido cumple un rol fundamental.

Por eso en este artículo te contamos: qué son los humedales, por qué son tan importantes, cuáles son los principales problemas que enfrentan y qué instrumentos existen para protegerlos. Además, te dejamos una lista con 17 humedales, en distintas partes de Argentina, para que puedas conocer e incluir una visita al que más te guste en tu próximo viaje.


¿Qué es un humedal?

Hay muchas definiciones para el término humedal porque es un sistema complejo y hay distintos tipos alrededor del mundo: deltas, turberas, manglares, ríos y llanuras de inundación, barreras de coral.

Todos estos ecosistemas son humedales. 

En líneas generales, un humedal es un área de tierras generalmente planas en la que la superficie se inunda en ciclos naturales, de forma permanente o intermitente, dando lugar a un ecosistema híbrido en el que conviven tierra y agua.

Todos los humedales comparten una propiedad primordial: el agua juega un rol fundamental en la determinación de su estructura y funciones ecológicas. Son ecosistemas de gran biodiversidad.

En el mundo los humedales ocupan el 5% de la superficie terrestre y en Argentina más del 20% del territorio está ocupada por humedales

¿Por qué son tan importantes los humedales?

Básicamente, por los servicios ambientales fundamentales que brindan. Por ejemplo:

Son grandes mitigadores del cambio climático: fijan y almacenan el carbono de la atmósfera.

Depuran el agua: son fuentes naturales de agua dulce, un recurso vital para la humanidad

Previenen grandes inundaciones: regulan las crecidas de los ríos ya que funcionan como grandes esponjas. 

Biodiversidad abundante: los humedales son ambientes de mucha diversidad de especies de flora y fauna.

Brindan recursos vitales a las personas que en ellos habitan: en las áreas de humedales las comunidades locales pueden abastecerse de alimento y materia prima para la construcción y las artesanías.

Por eso, es vital cuidar el agua y no alterar su régimen hídrico. Cualquier mínima alteración impacta en su biodiversidad y en todos los maravillosos servicios ecológicos que brindan, ya que todos dependen directamente del agua.

Problemáticas de los humedales en Argentina

Lamentablemente los humedales están amenazados en todo el mundo. Particularmente en Argentina, las características propias de los humedales fueron desvalorizadas por ser consideradas tierras improductivas para la agricultura y el mercado inmobiliario. 

Las principales amenazas de los humedales son:

Avance de la soja y agricultura intensiva: en Argentina y en los países limítrofes se ha trasladado el pastoreo del ganado a la zona de humedales produciendo grandes daños ecológicos en el agua. Además, el incendio de pastizales para intensificar el pastoreo, ha producido una gran contaminación en el aire.

Relleno de los humedales y la creación de ambientes acuáticos artificiales: con el objetivo de secar la tierra para la construcción de importantes emprendimientos inmobiliarios.

Construcción de terraplenes, diques y canales para la actividad productiva a gran escala.

Drenaje y canalización de los ríos: para la intensificación del tránsito de grandes embarcaciones y favorecer la exportación de la producción extractiva.

La explotación minera y petrolera: estas dos actividades utilizan una enorme cantidad de agua para su desarrollo y puede afectar la disponibilidad de agua en los humedales. Además, la generación de residuos tóxicos que generan pueden contaminar las aguas subterráneas y superficiales de los humedales.

¿Cómo se protegen los humedales en el mundo?

Los sitios Ramsar

El 2 de febrero de 1971 se firmó en la ciudad de Ramsar (Irán) una convención en la cual distintos países reconocieron la importancia ecológica de los humedales y se comprometieron a protegerlos. Desde entonces se ha ido conformando un listado de humedales de importancia internacional conocidos como sitios Ramsar.

La Argentina aceptó la convención de Ramsar el 4 de septiembre de 1992 y actualmente cuenta con 23 sitios Ramsar

¿Qué está haciendo la Argentina para proteger los humedales?

Ley de humedales en Argentina

ley de humedales en argentina

Que la Argentina haya adoptado la convención Ramsar es muy importante pero no alcanza, porque solo protege el 2% del territorio.

Se calcula que más del 20% del territorio de Argentina está ocupado por humedales.

Cómo vas a ver más adelante, existen muchísimos humedales en Argentina y en todo el territorio: norte, sur o centro del país y hasta en medio de la puna andina.

Una ley de humedales en Argentina permitiría:

  • elaborar un inventario completo de los humedales del país,
  • establecer un presupuesto mínimo para su conservación y
  • hacer un ordenamiento territorial para definir qué tipo de actividades humanas son las apropiadas para los distintos tipos de humedales existentes y su preservación.

Actualmente, hay 12 proyectos de ley que surgieron debido a la gran cantidad de incendios que ocurrieron en 2020 en los humedales del Paraná. Estos incendios están considerados como los peores de la década donde se han destruido aproximadamente 200.000 hectáreas de humedales. El equivalente a 11 veces el tamaño de la ciudad argentina de Rosario donde viven 1 millón de personas.  

Por todo esto es muy importante que se apruebe de forma urgente una Ley de Humedales.

Y también es muy importante conocer estos ambientes: aprender cuál es su dinámica y su importancia para la flora, fauna y personas que habitan estos lugares. 

Y en esto el turismo puede ayudar y mucho.

Por eso, acá les compartimos 17 lugares que se pueden visitar en Argentina para descubrir y aprender más de los humedales y su naturaleza. 


17 humedales en Argentina para conocer y disfrutar de la naturaleza.

1. Humedales en Ciudad de Buenos Aires: Reserva Ecológica Costanera Sur

Por su extensión, biodiversidad, cercanía y esfuerzos de preservación, la Reserva Ecológica Costanera Sur se ha convertido en uno de los principales atractivos naturales de la ciudad de Buenos Aires. Posee 350 hectáreas de bosques, pastizales, lagunas y bañados donde habitan más de 2.000 especies de plantas, animales y otros organismos. Además de ser el mayor espacio verde de la ciudad, es una de las reservas urbanas más importantes de latinoamérica.

Declarada en 2005 sitio Ramsar por su importancia mundial como humedal. Además, la Reserva Ecológica Costanera Sur, forma parte de la Ecoruta del Río de la Plata, un circuito de más de 100 km de extensión que conecta los espacios verdes y áreas protegidas de Buenos Aires y alrededores. Entre ellos, se destacan la Reserva de la Biósfera Delta del Río Paraná, el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos y la Reserva Natural Municipal del Pilar.

La reserva abre de martes a domingo y permanece cerrada por mal tiempo. Consultá los horarios de visita y actividades permitidas acá

2. Humedales en el Delta del Paraná

humedales en el delta del paraná

El Delta del Paraná es un gran sistema de humedales de 19.300 km cuadrados. En él habitan unas 700 especies de vegetales y 543 especies de vertebrados y 260 especies de aves que representa el 31% de la avifauna de Argentina. 

Además, es considerado uno de los deltas más grandes del mundo. Se divide en tres grandes regiones: el delta superior, el delta medio (ambos compartidos entre las provincias de Santa Fé y de Entre Ríos) y el delta inferior o en formación (desde el sur de la provincia de Entre Ríos hasta la desembocadura en el Río de la Plata).

Podés acceder al Delta desde distintos puntos de las provincias que lo conforman o visitar algunos de sus parques nacionales como el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos (en Buenos Aires) o el Parque Nacional Pre Delta (en Entre Ríos).

3. Humedales en Buenos Aires: Parque Nacional Ciervo de los Pantanos (ex Reserva Natural Otamendi)

Tiene 5.588 hectáreas y si bien era reserva natural desde hace 40 años, es Parque Nacional desde el 2018.

Se ingresa por Otamendi y cuenta con área de picnic, un centro de Interpretación y posibilidades de caminatas por cuatro senderos. Se recomienda la visita en primavera (llevar repelente porque abundan los mosquitos). En invierno el panorama es menos exuberante, pero no hay insectos. 

El Parque conserva pastizales de la pampa ondulada, en sus terrenos más altos, que concluyen abruptamente en una barranca natural. Bajo esta se extiende una planicie anegadiza compuesta de pastizales inundables, canales, lagunas y bañados. Hábitat del ciervo más grande de sudamérica el ciervo de los pantanos, que lamentablemente está en peligro de extinción.

Conocé el estado de la reapertura del parque acá.

4. Humedales en Bahía Samborombón: Reserva Natural Punta Rasa

Los humedales de la Bahía Samborombón ocupan extensa zona intermareal, correspondiente al estuario del Río de La Plata, de 244.000 hectáreas,  caracterizada por bañados, pantanos salobres y cangrejales.

A modo de ejemplo como destino para visitar en el extremo sur de la Bahía de Samborombón se encuentra la Reserva Natural Punta Rasa. 

Las características geográficas de la región y su ecosistema favorecen la presencia de grandes concentraciones de aves migratorias motivo por el cual Punta Rasa, junto con la Bahía de Samborombón, fue declarada reserva natural e sitio Ramsar en 1997.

También es importante señalar que el venado de las Pampas (Ozotoceros bezoarticus), una de las especies de mayor importancia para la zona, actualmente se encuentra seriamente amenazado por la pérdida de su habitat y la caza furtiva.

5. Humedales en Entre Ríos: Parque Nacionale Pre-Delta

humedales en entre rios

El Parque Nacional Pre Delta fue creado en el año 1992, con el fin de preservar una muestra de ambientes del Delta Superior del río Paraná. Tiene una superficie de 2.608 hectáreas y se encuentra ubicado en el sudoeste de la Provincia de Entre Ríos, a unos 6 km al sur de la ciudad de Diamante.

Es uno de los lugares naturales más importantes de la provincia de Entre Ríos. 

Ampara especies amenazadas como el lobito de río, la chanchita (Gymnogeophagus setequeda), y una población relictual del yacaré overo. Además se han registrado unas 249 especies de aves, entre ellas el martín pescador, emblema del parque nacional.

La temporada más propicia para visitar el parque es en otoño y primavera, con tiempo agradable durante el día y noches frescas. Dentro del parque se pueden realizar recorridos guiados por los senderos y navegaciones en el río. 

Conocé el estado de reapertura del parque acá

6. Parque Nacional El Palmar

El Parque Nacional El Palmar está ubicado en el sudeste de la provincia de Entre Ríos. Con 8.213 hectáreas, el área fue creada el 28 de enero de 1966. 

Es considerado sitio Ramsar desde 2011 y está compuesto principalmente por ríos, arroyos y arroyos permanentes y estacionales, marismas y charcas de agua dulce permanentes y estacionales y sus tierras circundantes. Ubicado en la zona fronteriza entre las ecorregiones Pampa y Espinal, este sitio contiene comunidades y hábitats característicos de ambas áreas

El parque protege el último bosque de palmeras yatay del mundo. A su vez, resguarda ecosistemas especiales que fuera de sus límites prácticamente han desaparecido por el avance de las actividades agropecuarias.

Ideal para hacer avistaje de fauna como carpinchos, zorros y casi 300 especies de aves.

Conocé el estado de reapertura del parque acá

7. Humedales en Santa Fé: Jaaukanigás

Jaaukanigás fue el primer sitio Ramsar sobre el río Paraná, incorporado a la lista de humedales con importancia internacional en 2001. Tiene una superficie aproximada de 492.000 hectáreas, siendo también uno de los de mayor extensión en Argentina. 

El nombre «Jaaukanigás» quiere decir “Gente del agua” en voz abipón. Los abipones fueron de los primeros habitantes en esta región.

Los bosques de “Jaaukanigás”, son los de mayor diversidad de Santa Fe, algo no menor para una provincia que en los últimos 100 años perdió el 82% de sus bosques nativos.

La fauna de Jaaukanigás está compuesta por unas 522 especies, incluyendo 45 especies de anfibios, 59 de reptiles, 350 de aves y 78 de mamíferos. Esto la convierte en una de las regiones más biodiversas de Argentina.

8. Humedales en Corrientes: Esteros del Iberá

Esteros del Iberá es un extenso humedal de 12.000 km² ubicado en la provincia de Corrientes, en el nordeste de Argentina. Solo superado en extensión por el Pantanal (brasileño, boliviano y paraguayo) y junto al cual forman el segundo humedal más grande del mundo: el macrosistema del Iberá, de cerca de 45.000 km², en el que se desarrolla un ecosistema subtropical y tropical de enorme diversidad.

El acceso a los Esteros del Iberá se hace por distintos portales:

  • Portal Laguna Iberá: en Colonia Carlos Pellegrini.
  • Portal Uguay: a 82 km de Mercedes y unos 32 km de Colonia Carlos Pellegrini. 
  • Portal Carambola: a 27 km de Concepción de Yaguareté Corá.
  • Portal Cambyretá: próximo a Ituzaingó o Villa Olivari.
  • Portal San Nicolás: a 27km de San Miguel.

Conocé el estado de reapertura del área protegida acá

9. Humedales en Formosa: Bañado la Estrella

El Bañado La Estrella es el segundo humedal más grande de Argentina, localizado en el corazón de la provincia argentina de Formosa, al norte de la localidad de Las Lomitas. Ocupa una superficie de 400 mil hectáreas que se mantiene inundada la mayor parte del año por las lluvias y los desbordes del río Pilcomayo. 

Es una de las siete maravillas naturales de Argentina desde 2019

El Bañado La Estrella es también considerado un sitio AICA (Área de Importancia para la Conservación de las Aves de la Argentina) ya que en él habitan más de 300 especies de aves.

Otras especies que habitan el bañado son: lobitos de río, vizcachas y yacarés. Y aunque son más difíciles de ver, otras especies que habitan este humedal son: el aguará guazú (el cánido más grande de América del Sur) y el oso hormiguero.

10. Humedales en Córdoba: Laguna de Mar Chiquita

La Laguna Mar Chiquita se encuentra enclavada en medio de una llanura en el noreste de la provincia de Córdoba. La particularidad que la hace única es que sus aguas son saladas. su salinidad es una característica distintiva como humedal continental. Además, debido a su extensión, constituye la mayor superficie lacustre de Argentina, el mayor lago salado de Sudamérica y el quinto en el mundo.

Este humedal es considerado un sitio clave para la conservación de la biodiversidad a nivel global. No sólo es considerado sitio RAMSAR, también es un sitio AICA, está incluido en la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras y en la red de Lagos Vivientes. Además ha sido reconocido como uno de los 14 sitios prioritarios de la Red de Humedales de Argentina, Bolivia, Chile y Perú para la Conservación de Flamencos Altoandinos.

Por todo esto, existe un proyecto para que se declare a la Laguna Mar Chiquita y a los bañados del Río Dulce como parque nacional, que por la superficie total que abarcan de casi 1 millón de hectáreas, se convertiría en el parque nacional más grande de Argentina. 

11. Humedales en Jujuy: Monumento Natural Laguna de los Pozuelos

El Monumento Natural Laguna de los Pozuelos está ubicado en el noroeste de la provincia de Jujuy. 

La Laguna de los Pozuelos posee 16.224 hectáreas y está ubicada en la ecoregión de la Puna a una altura cercana a los 4.000 m.s.n.m.

Es un cambiante cuerpo de agua salobre, cuyos límites dependen del aporte de los ríos de deshielo que descienden del macizo andino y de las serranías circundantes.

El nivel del agua cae durante la estación seca, exponiendo grandes áreas cenagosas y la rica pradera que está junto a la laguna es usada por la gente de la zona para pastoreo de ovejas y llamas, especialmente en el invierno austral.

La laguna es uno de los sitios para aves acuáticas más importantes en la región andina del norte de Argentina. Se han registrado hasta 30.000 flamencos de las tres especies andinas. Durante el verano austral, también pueden encontrarse gran cantidad de aves costeras que se reproducen en el Neártico. Otra especie que habita este humedal es la vicuña.

Conocé el estado de reapertura del área protegida acá

12. Humedales en Catamarca: Reserva Provincial y Reserva de Biósfera Laguna Blanca

Es un área natural protegida localizada en la provincia de Catamarca.

Es una gran extensión de 973.270 hectáreas, ubicada en la puna seca catamarqueña, en una depresión que se encuentra entre 3200 y 5500 msnm. Su centro es un lago salado, rodeado de cumbres mayores a los 5000 msnm

Laguna Blanca nació como reserva provincial en 1979 con el objetivo de resguardar a la vicuña de su inminente desaparición. En 1982, recibió la categoría de Reserva de Biósfera de la Unesco y en 2009 adquirió la categoría de sitio Ramsar, como humedal de importancia internacional.

Este humedal es hábitat de varias especies endémicas de la puna altoandina, entre ellas algunas especies amenazadas de la Lista Roja de la UICN como el gato andino (Leopardus jacobita) y la chinchilla de cola corta (Chinchilla brevicaudata).

Actualmente la reserva está abierta al turismo activo sustentable, permitiendo la práctica de actividades eco turísticas como avistaje de flora y fauna y safaris fotográficos. También se practica el Chaku que consiste en el encierro de las vicuñas en estado silvestre, su esquila y posterior liberación, una práctica ancestral que permite a la comunidades locales el manejo sustentable y la obtención legal de lana de vicuña para la producción de ponchos y mantas

13. Humedales en La Rioja: Laguna Brava

Ubicada en el extremo noroeste de la provincia de La Rioja, Laguna Brava conforma un sistema de lagunas altoandinas de aguas salinas e hipersalinas de escasa profundidad con vegas asociadas, situadas a 3000 m.s.n.m. en plena puna riojana.

Este humedal cumple una función hidrológica fundamental en un ambiente donde el recurso hídrico es un factor limitante.

La biodiversidad asociada al humedal incluye varias especies de aves acuáticas endémicas y amenazadas como los flamencos altoandinos (Phoenicoparrusjamesi y P. andinus) y de camélidos como las vicuñas y los guanacos.

En el año 1980, 405.000 hectáreas, incluyendo la totalidad de la laguna, fueron convertidas en reserva provincial con el objetivo de preservar a las especies y la diversidad del lugar. En el año 2003, la reserva fue designada como Sitio Ramsar, siendo incluida dentro de los humedales de importancia internacional.

A partir de 2012, el gobierno provincial le baja la categoría de protección a Reserva de Usos Múltiples habilitando el desarrollo de actividades extractivas dentro de la reserva. A mediados del 2014, una resolución de la Secretaría de Ambiente de la Nación dejó sin efecto lo autorizado por las autoridades provinciales. Sin embargo hasta el día de la fecha el grado de protección de la reserva es insuficiente. La última noticia es que 750.000 hectáreas incluida la totalidad de la reserva estaban a la venta

14. Humedales en San Luis: Parque Nacional Sierra de Las Quijadas

En el Parque Nacional Sierra de las Quijadas confluyen dos ecoregiones: la del chaco seco y la del monte, sierras y bolsones.

Por ser una zona de ecotono o transición, en dónde se pueden encontrar especies de flora y fauna de ambas ecoregiones, posee una gran biodiversidad.

Algunas de las especies de fauna características del parque son: la tortuga terrestre (especie emblema del parque), el cardenal amarillo, la vizcacha, el guanaco, la mara y el ñandú. Entre las especies de flora nativa destaca el quebracho, el algarrobo, la jarilla y la zampa.

En el límite occidental del parque hay una serie de lagunas y humedales, que forma el río Desaguadero, razón por la cual la totalidad del parque forma parte del sitio Ramsar de Lagunas de Guanacache, Desaguadero y del Bebedero desde el año 1999, e incluye también a las provincias de Mendoza y San Juan.

Sin embargo, y pese a contar con la categoría de sitio Ramsar, actualmente estas lagunas no existen más dentro del parque. Lamentablemente se están secando en las tres provincias debido a distintas actividades productivas que hacen un mal manejo del agua (sumado a largos períodos de sequía), que no sólo afectan la diversidad biológica sino también a las comunidades locales que habitan la zona.

15. Humedales en Mendoza: Reserva Provincial Laguna de Llancanelo

Es un sistema de humedales formado por una gran diversidad de humedales, desde depresiones salinas, surgentes de agua dulce basálticos, río, arroyos, salares y una laguna de agua salada. 

El sitio se destaca por su diversidad de aves, registrándose más de 100.000 ejemplares con un total de 186 especies. Entre estas se encuentran especies como el cisne de cuello negro (Cygnus melancoryphus), el Macá plateado (Podiceps occipitalis) y el flamenco Andino (Phoenicoparrus andinus) clasificado como vulnerable.

Llancanelo sirve de hábitat para más del 20% de la población global del flamenco Austral (Phoenicopterus chilensis), una de las especies más representativas de la zona.  

Asimismo, la laguna es hogar de especies de peces significativas de la zona como el Bagre de montaña (Trichomycterus areolatus) y la Trucha criolla (Percichthys trucha). 

El sitio es importante para la pesca artesanal, además del turismo.

Consultá la disponibilidad de acceso al área protegida acá

16. Humedales en Río Negro: Reserva Natural Bahía San Antonio

El Área Natural Protegida Bahía de San Antonio fue creada en 1993 con el objetivo de proteger y conservar los ambientes, la fauna y los organismos que descansan, se alimentan o reproducen en el área de la bahía.

Se encuentra ubicada al noroeste del Golfo San Matías y posee una superficie aproximada de 81.200 hectáreas, de las cuales el 25% corresponden a la parte continental y 75% al sector marino. 

El Área Natural Protegida Bahía de San Antonio abarca playas arenosas, de conchillas y con restingas, además de una extensa marisma que conforma la Bahía de San Antonio, la que se descubre en bajamar, exponiendo un amplio espartillar – cangrejal y grandes planicies arenosas, surcadas por canales de desagüe. Es un área crítica de descanso y alimentación para aves playeras y otras especies como el playero rojizo (Calidris canutus) y playerito blanco (Calidris alba).

17. Humedales en Tierra del Fuego: Turberas asociadas al Glaciar Vinciguerra

Es el sitio Ramsar más austral del mundo en el momento de su designación en 2009. Está ubicado en la provincia de Tierra del Fuego a 200 y 1300 msnm

Cubre glaciares, lagos, turberas, bosques de Nothofagus y ríos permanentes y estacionales.

Entre la flora destaca Skottsbergia paradoxa, una especie de musgo endémica y amenazada. 

Los glaciares y turberas, excelentes reservorios naturales de agua, juegan un papel importante en la regulación de la cuenca del Arroyo Grande, río que es la principal fuente de agua de la ciudad de Ushuaia

La presencia del glaciar Vinciguerra y las turberas del valle de Andorra contribuyen a la belleza escénica del sitio, que atrae a turistas locales y extranjeros

Las amenazas para este sitio son la cría de caballos (los animales se alimentan de brotes de Nothofagus), la tala de árboles para uso doméstico y, en menor medida, la extracción de turba. Además, el cambio climático afecta la estabilidad del glaciar Vinciguerra. 

El sitio actúa como un área de amortiguamiento entre el Parque Nacional Tierra del Fuego y la expansión suburbana de Ushuaia.


¿Conoces alguno de estos humedales de la Argentina? 🤔💭

¿Te gustaría visitar alguno de estos lugares pronto? 

¡Nos encantaría saber! Compartilo en los comentarios ✍🏻 más abajo. 

Dejá una respuesta

Tu e-mail no será publicado.